Para una catequisis de las Reliquias

el anuncio del Evangelio con las Reliquias

Las reliquias nos conducen a Teresa. Comprender a Teresa es saber cómo vivió su fe. Su vida es un testimonio, su mensaje es clarividente, sus actitudes liberadoras, su discernimiento lleno de equilibrio.

Pero, al venerar sus reliquias, el peregrino no « sólo recuerda » sino que se encuentra con Teresa. Tiene que vivir con ella una experiencia personal , única, decisiva para su vida. En cierta manera el pasado de Teresa no le interesa sino en cuanto que ella « está en el presente », en el hoy y esta presencia representa lo que el peregrino será mañana. Por eso es indispensable una catequesis antes, durante y después del paso de las reliquias, pues la pasión de Teresa es la de amar a Jesús .La actualidad de Teresa nos pone delante del sentido de nuestra propia actualidad : nos abre a la presencia de Cristo resucitado..

Teresa no puede ser comprendida mas que entrando con ella en la escuela de Jesús.

El punto de partida de la catequesis es preguntarse por el sentido de las reliquias.

Evitar dos riesgos « sin sentido »

En primer lugar nos encontramos con la postura « racionalista » : La veneración de las reliquias es algo antiguo que ha llevado, en la historia de la religiones, a hechos absurdos (cf. Libro de Calvino ). Los lugares de peregrinación se han peleado por tener reliquias, las han creado, han hecho comercio con ellas.. El hombre, abrumado por su condición, por el miedo al dolor y a la muerte, ha sentido la necesidad de protestar contra lo que le « aplasta ». Y se refugia en conductas « mágicas » que lo protegen y que le permiten vivir. Hoy la ciencia ha esclarecido todas esas actitudes que son producidas por el poder del subconsciente. Muchos fenómenos extraordinarios que tuvieron lugar en el pasado han encontrado en la actualidad explicaciones científicas. Aquellas cosas que hoy no podemos explicar podrán serlo mañana. Esta postura, como punto de partida, no considera los hechos en sí mismos. A priori ve en las reliquias superchería ingenua, explotación, debilidad del espíritu humano.

La actitud opuesta es la que hace abstracción de todo espíritu crítico. « Las reliquias…, »« están bien », funcionan…,son un talismán que protege. Lo sobrenatural se ve como una fuerza radioactiva que, sin ser vista, actúa Se deben de realizar un cierto número de actos , no se puede fallar y así se obtendrán resultados. Las medallas, el relicario, las plegarias son pasos obligados. Para estar más seguro hay que invocar a San Benito o a otros traumaturgos conocidos. La historia de Teresa está muy lejos de todo esto.

Entre las dos existe un camino « de sentido » (lleno de sentido)

es el verdadero camino espiritual : proponer el testimonio de Teresa, las diferentes etapas de su vida, las preguntas, los descubrimientos, las fuentes, el sentido que dio a su vida… Es la propuesta de la fe. Teresa no enseña, no desarrolla conceptos ; vive su experiencia espiritual (no habla de ella mas que para responder a las peticiones que le son propuestas : Ms A y C , o sugeridas Ms B). No escribe para tener discípulos, pero piensa que su camino puede ayudar « a muchas almas » a encontrar el suyo. Lo que Teresa nos ofrece no es un pensamiento teológico basado en ella misma sino los medios para que vivamos una experiencia espiritual. El último texto que escribió (detrás de una estampa, el 25 de agosto de 1897) los resume : "No puedo tener miedo de un Dios que se ha hecho por mí tan pequeño…¡Lo amo porque no es mas que Amor y Misericordia !

Cuando se pregunta a los peregrinos, sea cual sea su edad , cultura, país , religión es esta es la idea central que les atrae del mensaje de Teresa . « Dios es amor » es la base de todo , incluso cuando la « noche de la fe » puede desvanecer la conciencia del creyente.

Hablar de experiencia espiritual es hablar de« vida según el espíritu ».Él fue quien actuó en la vida de Teresa, en su persona y también lo hace en nosotros cuando nos abrimos a su presencia en respuesta a la llamada que provoca en nosotros la veneración de las reliquias. El encuentro con Teresa hace posible, si queremos, el encuentro con el que fue el Amor de su vida.

Las manifestaciones en torno a las reliquias nos sorprenden, parece que forman parte de « la religión popular »(¿por qué tiene siempre esta expresión un sentido negativo ? ). La religión « del pueblo de Dios »no forma parte de la « teología en acción » que tanto le gusta al Papa Juan Pablo II ?. Es decir que es un lenguaje sobre Dios, sobre el encuentro de Dios con el hombre.

La liturgia está abierta esta catequesis pues también ella es un camino simbólico, que habla a todos los sentidos y no sólo a la inteligencia.. En de todos las celebraciones que se organizan en torno a las reliquias, la liturgia es importante y se centra en los sacramentos de la Iglesia de Cristo, en la palabra de Dios. La liturgia produce en el corazón lo que Pablo llama « signos del Espíritu » : paz, alegría, confianza, reconciliación, capacidad de soportar los sufrimientos…

En los diferentes países por donde han pasado las reliquias siempre se constatan idénticos movimientos de conversión (metanoia), es decir, se pasa de lo que uno es, de lo que uno piensa , de lo que uno vive a una confianza no fundamentada en razones humanas sino en el sentido que da la fe a la vida humana. Es la apertura a una experiencia personal de lo trascendente más allá de las posibilidades humanas : Cristo resucitado ,que vivió en el corazón de Teresa, está en el corazón del creyente.

Los lugares de peregrinación son a menudo catalizadores que hacen posible esta experiencia. Los signos hablan :« Nos hiciste ,Señor para Ti y nuestro corazón está inquiento hasta que descanse en Ti ». (San Agustín).

En Lisieux, lo lugares teresianos (Buissonnets, catedral de San Pedro, Carmelo, Basílica), son vectores de todo esto. Es posible « experimentar » los signos (los sacramentos) y reencontrar, por medio de Teresa, a Dios que fue el centro de su vida.

Teresa, Doctora de la Iglesia, nos ofrece toda una gama de medios para desarrollar esta catequesis :

  • importancia que para ella tenían los sacramentos
  • la palabra de Dios con la que tuvo un encuentro especial
  • el sentido de la vocación en la Iglesia
  • los hechos de su vida que dan fe de su unión con Cristo resucitado
  • su vida sencilla y escondida…

Llevar las reliquias a un país supone :

  • una acción contra corriente : presentar la vida, el mensaje y el simbolismo que desarrolla Teresa
  • una catequesis adaptada el momento en el que Teresa está en ese lugar : celebraciones colectivas, momentos de oración, de veneración , contactos individuales, (diálogos, sacramento de la reconciliación…)
  • un aval para seguir con lo que se hace y una invitación a estar atentos para que la semilla sembrada germine con fuerza.

El gran « actor » de Todo es el Espíritu Santo que ayuda a que las almas se abran al mundo espiritual.