Poesías de santa Teresita de Lisieux (extractos)

Mi canto de hoy
Mi vida es un instante, una efímera hora, mi vida es sólo un día volandero y fugaz : Tú lo sabes, Dios mío, ¡para amarte aquí abajo no tengo más que hoy ! ¡Oh, Jesús, yo te amo, hacia ti mi alma tiende, sé por un solo día mi dulce protección, ven y reina en mi pecho y dame tu sonrisa ¡nada más que por hoy ! (...)
Vivir de Amor
"La noche del Amor, ya sin parábolas, Jesús decía :"si alguien quiere amarme, toda su vida guarde mi palabra ; y le visitaremos yo ¡y mi Padre ! Viniendo a él, por siempre lo amaremos, ¡su corazón será nuestra mansión… ! ¡Queremos que él esté, lleno de paz, en nuestro Amor…" ! Vivir de amor quiere decir (...)
Mi alegria
¡Oh, cuántas almas hay aquí en la tierra que andan en vano en busca de la dicha ! En cuanto a mí, mi caso es el contrario : en mi interior yo encuentro la alegría. Mi alegría no es algo pasajero, pues que yo la poseo de por vida ; como rosa que se abre a la mañana, me sonríe sin quiebra día a día. (...)
Por que te amo, ¡oh Maria !
Cantar, Madre, quisiera : ¡por qué te amo , María !, por qué tu dulce nombre de alegría estremece mi corazón, por qué de tu suma grandeza la idea no le inspira temores a mi mente. Si yo te contemplase en tu sublime gloria eclipsando el fulgor de todo el cielo junto, No podría creer que yo soy hija tuya  (...)